martes, 13 de octubre de 2015

Punto de Partida

Todos comenzamos desde un punto de partida, comenzamos muchas cosas, algunas las terminamos otras no, unas se necesitan finalizar y otras en cambio solo necesitamos empezarlas para saber que no es lo nuestro y así desestimar esfuerzos.





Como todo en esta vida el inicio de algo comienza con una serie de sensaciones establecidas en la cabeza, cuando estamos cerca de poner un proyecto en marcha, todo son buenas intenciones, ilusiones, positividad y deseos de  éxito constantes. Muchas veces es la razón propia de llevar a cabo tal proyecto, en otras áreas diferentes también ocurre lo mismo, por ejemplo cuando conoces a alguien nuevo, te atrae, hay feeling, buena conexión, conversación amena, risas y complicidad, claro está que cuando estás en soledad la cabeza empieza a divagar y visualizas momentos dulces, ratos agradables, juntos, compartiendo y siendo felices.



Esto quiere decir que nosotros mismos somos capaces de ejercer ese derecho a la felicidad, el único inconveniente es que tan solo nos vemos capaces cuando es provocado desde otras personas o circunstancias.



Todo comienza desde un punto de partida y siempre tenemos la opción de ser felices dentro de la circunstancias que se den, siempre tendremos la opción de elegir la positividad para combatir un mal momento, siempre podremos crear en nuestra cabeza la fuerza suficiente para luchar, para vivir y sobrevivir, tenemos la gran ventaja de ser los capitanes de nuestra cabeza y tripulantes de nuestro corazón, por ello debemos comenzar un nuevo punto de partida para generar nuevas ilusiones empezando desde nosotros para nosotros mismos porque es importante querernos mucho aun sin nadie que nos provoque ese extra de felicidad proporcionado por una oportunidad de algo nuevo e inquietante.



Nuestro punto de partida se inicia cada vez que quieres avanzar sobre tu misma versión, actualizarla, modificarla, crear una nueva para mejorar la anterior, ese es el fin de cuantos puntos de partida seas capaz de poner en marcha.



“La capacidad de crecer se basa en nuestro deseo de quererlo  y nuestro esfuerzo de lograrlo”



Todos comenzamos nuestra historia, ahora tenemos la opción de generar nuevos capítulos con la energía positiva, la fuerza necesaria y las ilusiones suficientes para continuar, no esperes a que venga alguien a invitarte a crear algo, hazlo tú mismo.




¿Cuántos puntos de partida vas a generar?