martes, 27 de octubre de 2015

Carta de Despedida

Así es cuando una relación termina, una despedida es la que da por finalizada dicha relación, así es como queda claro que ya no se sigue y por tanto todo cambia.



Una de las mejores formas para realizar esta despedida es a través de una carta, escribir lo que sientes, lo que recuerdas, lo que has pasado y lo que has aguantado. Es una forma muy real de plasmar lo que está en el interior y darle sentido en un texto que a la postre quedará reflejado el sentir de un recorrido.



La carta dice así:

Se acabó, ya no puedo más con esta situación. Llevo muchos años de aguante, de soportarte, de tener que estar sujeto a las condiciones que me impones, siempre apareces cuando menos lo necesito y te quedas cuando más lejos te quiero, eres intolerante, eres prepotente y siempre impones tu criterio sin importarte lo que yo sienta, vas por libre y tomas decisiones sin mirar más allá de lo que realmente consideres.

No tienes reparo en aparecer cuando la situación es tensa, de hecho es cuando más apareces, siempre firme y autoritario, condicionándome y superándome en todo momento.

Por todo esto he decidido terminar con esta relación, sé que a veces es necesario tenerte para tener cautela pero no puedo vivir contigo, no puedo crecer, me limitas, no soy feliz porque me impones y me condicionas, necesito dar un paso al frente y caminar en busca de lo que me merezco y te aseguro que estar de la mano contigo en todo momento no es lo que quiero.

Entiende que llevas conmigo mucho tiempo y es hora de separarnos, yo necesito ser feliz y dar un giro a mi vida.

He aprendido mucho contigo, ahora quiero experimentar otras cosas, otras formas de vida, otros caminos y otras oportunidades.
Hasta siempre, espero y deseo que por muy mal que lo haya pasado por lo menos me haya servido de algo y me reconforte para el futuro, saber por lo que he pasado contigo me dará fuerzas para no volver a caer en ello.

Por todo eso, gracias.



En definitiva es una carta sin más, quizá sea fría, quizá sea corta pero sobretodo es muy real, esta carta debe ser ejemplo de lo que todos y cada uno de nosotros deberíamos hacer para despedirnos de él.



Si eres capaz de dar el paso, de mantenerte fuerte en la decisión, será un cambio muy grande en tu vida, porque una de las causas más frecuentes que tenemos por desgracia para no ser felices es ese fiel compañero de momentos que siempre aparece cuando tenemos dudas, la mayoría de nosotros permitimos que el MIEDO sea nuestro principal motor de actuación.







Así que vayan escribiendo su propia carta de despedida y empiecen a generar otro tipo de pensamientos para hallar un resultado diferente en todos y cada uno de sus días.



“Los sueños son incompatibles con los miedos, tu misión es elegir entre ambos”