martes, 4 de junio de 2013

El Kit de Colores

Hace ya mucho tiempo que dejamos de ver la tele y la vida en blanco y negro, pero aún hay quiénes, siguen fieles a esas costumbres lejanas y se niegan a adaptarse al color, se niegan a poner color en sus vidas.





Pertenecemos a un país, que por unas causas u otras, se identifica con la alegría, con la celebración y con las ganas de reír y de pasarlo bien. De esos motivos hacen que sean uno de nuestros reclamos, el turismo (y no precisamente por nuestro gran dominio de los idiomas) ¿verdad, queridos políticos nuestros, de ambos colores? En fin, todos y cada uno de nosotros tenemos un Kit de Colores y con él, vamos coloreando nuestras vidas.


Nuestra infancia está llena de colores, antes de nacer, cuando estamos en el periodo de gestación, ya nos están preparando la habitación y la ropita... Pues claro, y ¿de que colores? ¡Ohhh, viene un niño! ¡Azul, tiene que ser azul! ¡Ohhh, viene una niña! en este caso, ¡Rosa, tiene que ser rosa! Y todo esto sin nacer, es decir, que ya tenemos los colores asignados.Pues nada, sigamos.


Desde que vamos creciendo, nos basamos en colores, todo lo que nos
enseñan tiene que ver con los colores (menos mal, porque si no que lío con el verde y el rojo de los semáforos) y ya cuando entramos en la época de la adolescencia, ¡Ufff, la ropa, los colores de estas, y que no sea igual que mis amigos! Todo colores y así sigue, nos independizamos, y eso que no se nos había ocurrido antes, tenemos que hacerlo ya, ¿de que color pinto mi casa? ¡Más colores! Una vez aquí, lo que viene es volver al principio, pero desde diferente perspectiva, ahora sois vosotros los que estáis pendientes de si es niño o niña, y los colores correspondientes, pero eso, os lo dejo a vuestra elección.

En definitiva, todos y cada uno de nosotros llevamos un Kit de Colores que utilizamos durante toda nuestra vida y no debemos perder la costumbre. Hay momentos malos, situaciones delicadas que hacen oscurecer aquellos colores de vida que ya hemos pintado, pero debemos ser nuestros propios pintores, debemos utilizar las herramientas necesarias para seguir pintando nuestra propia vida, para poder pintar todos los momentos que tenemos por delante, busca tu color, busca la salida, encuentra la forma, toma la decisión de seguir pintando, busca tu fuente de MOTIVACIÓN (pincha sobre la palabra). Hay que seguir pintando sobre esos rincones negros y oscuros que solo te llevan por desierto, de noche, sin luces, sin música, sin señales de colores y sin vida, esos rincones hay que colorearlos, ponerles la luz del día, ponerles vida y alegría.

Todos tenemos una vida, y por dura que sea en momentos puntuales, hay que bailar con colores, sacar tu Kit, elegir el color que más te gusta y pegarle un brochazo a tu vida,¡porque tú lo vales y listo! Es tu vida y la pintas como quieras, pero pinta, pinta de verdad, pinta de color y de alegría para sonreír, para hacerte artista de colores y de tu propia vida, un profesional de tu vida, el director y guionista de tu propia película, ¡sé el protagonista en colores de tu vida!




La fusión de colores en el cielo, siempre sale en cielos encapotados y negros, y con un rayo de sol aparece un Arco Iris que a todos nos sigue sacando una sonrisa, y solo miramos el baile de colores, poco nos importa lo negro que esté el cielo, nos da igual, lo ignoramos, y por esa razón debemos hacer lo mismo en nuestra vida, hay que colorear y tapar e ignorar lo oscuro. Pintemos y bailemos al son de nuestro propio sol.

¡Sean Felices con sus Kit de Colores y sigan pintando!