martes, 13 de agosto de 2013

1 de #Esperanza

Este post sí que es vuestro, es el post de la trasformación, un conjunto de palabras llenas de letras que forman un texto lleno de sensaciones y valoraciones con el fin de prosperar.





Tras los hechos acontecidos últimamente y que nos tiene a todos encogidos del alma y del corazón, ese fatal accidente de Galicia y de España entera, que nos ha traído una de las peores desgracias que se pueden vivir, esa desesperación de cuantas personas vivieron en pro de salvar las vidas que allí se contemplaban, personas que, son SERES HUMANOS, y que como tal se comportaron, profesionales y no profesionales, personas de todos los ámbitos, se volcaron en ayudar a otros seres humanos, vemos por la televisión lágrimas, desolación, impotencia, gritos de dolor, y una imagen que se nos quedará grabada para siempre en nuestro propio disco duro. Pero también, hemos visto UNIÓN, aquello que dejamos de lado en nuestro día a día, unas veces por egoísmo, otras por los ritmos de vida e incluso me atrevo a decir, que por el no tiempo para nosotros que no tenemos, pero ese día, se paró el país, con el accidente se fueron corazas, miedos, intereses, apariencias, etc… y pudimos ver lo que realmente somos, vemos de qué pasta y con qué molde hemos nacido, así pues, desde aquí quiero destacar de una vez por todas, e intentando romper tabús y corrientes sociales, que somos unas grandes personas, que se han visto colas y colas de personas para donar sangre, que el pueblo se quedó sin mantas, que sanitarios en sus puestos de trabajo y los que estaban en sus casas se pusieron a trabajar, que los miembros de los cuerpos de seguridad volaron, lloraron, se volcaron y salvaron, que las personas y vecinos de aquel maravilloso pueblo, bajaba a las vías, que no pensaron en quien no estaban ya, sino en quien tenían que sacar de allí, que miembros de la vigilancia de seguridad formaban cadenas para acelerar el proceso de sacar a cuantas más personas mejor.


 Y todo esto es un claro ejemplo de cómo, cuando las circunstancias mandan, sacamos lo mejor de nosotros, demostramos quienes somos, y que muy a pesar de cómo nos tienen en el país con el paro, recortes y demás patrañas a relucir, seguimos siendo un ejemplo de humanidad, lástima que solo sea cuando se da un acontecimiento atroz, lástima que la gente se eche a la calle para vapulear a un presidente de un equipo de fútbol por un descenso con la que está cayendo en estos momentos a nivel social, lástima que no seamos así para cada día, cuando salimos a la calle y no miramos al de al lado, y si lo hacemos es para criticar y juzgar. Lástima que no nos demos cuenta de lo que realmente estamos formados y lo saquemos a relucir, pero, ya no más lástima, esta circunstancia nos da un camino de esperanza, que a poco que sigamos todos juntos podamos llegar a dar la vuelta a la situación.


En estos días, nos hemos visto envueltos en otra noticia, ese bebe, #medulaparamateo  y
el gran apoyo que está teniendo de deportistas, profesionales, y de todos y cada uno de los anónimos que estamos apoyando la causa. Por favor, no cambiemos nuestro interior, y sigamos demostrando que somos los mejores seres humanos del mundo a pesar de las circunstancias que nos atañen.



Convencido estoy, de que podemos seguir siendo más importantes desde nuestro interior personal, que una vez demostrado nuestra calidad humana, podemos avanzar por un camino a la esperanza.


GRACIAS a todas las personas profesionales o no, que estuvieron ayudando, sufriendo y llorando aquel día en Galicia. Gracias por hacernos ver al resto, que somos la mejor especie del mundo. Y que a pesar de aquel día, donde muchas vidas se quedaron en aquel accidente, hubo un resto de mundo que lloró por ellas y valoró vuestro esfuerzo y disposición.


GRACIAS a todas las personas que están ayudando a Mateo, y gracias por seguir recordando al mundo que somos mortales y necesarios, que somos seres humanos y por tanto, llenos de sentimientos.


Y para terminar, Gracias a todas las personas que hacen que este mundo y el de los demás sea un poco más bonito y llevadero.


Os dejo un camino de Color Esperanza.