lunes, 14 de marzo de 2016

Emociones Descodificadas

Tras unas semanas sin escribir, inmerso en la presentación pública de mi primer libro “Descodificando Emociones” vuelvo a mi lugar de origen para continuar con mi día a día.



La realidad es que lo hago desde una postura diferente, he tenido la gran suerte de estar acompañado por grandes personas, que han hecho de mi día el suyo, he tenido la experiencia de ver como las personas que me han acompañado en las diferentes presentaciones me han sorprendido con sus emociones precisamente.



Cuando ves como se emocionan contigo, es cuando te das cuenta de que todo el esfuerzo y la dedicación por escribir el libro ha merecido la pena, he tenido en las presentaciones todo tipo de emociones, en Madrid donde la sala estaba al completo, estuve arropado por personas de verdad, que no quisieron faltar por nada del mundo, personas que no conocía y sin embargo ahora están conmigo, personas que interactuamos por redes y por fin pudimos desvirtualizarnos, y con la sensación de plenitud y alegría constante en mi corazón, ¡gracias a todos por estar a mi lado en Madrid!



Luego vino Málaga, una presentación diferente, en un lugar entrañable como es La Noria Centro de Innovación, donde fluyó la esencia del libro por los cuatro costados, en la que Juan Diego Salinas de Coaching Airlines propuso una presentación diferente en la que las emociones emanaban por momentos entre los que allí estábamos presentes. ¡Que bonita presentación! Sentados en el sofá, como si de un salón se tratara inició un formato de preguntas desde la versión libro al autor, que consiguió un enfoque diferente y entrañable, se dirigió al público asistente y le hizo intervenir, en el que las preguntas iban en busca de respuestas por mi parte, a lo que me dediqué a contestar desde el corazón. La sensación de hacer algo bonito, pasó a ser realizado con éxito y conseguir la conexión total entre el público y un humilde servidor. ¡Gracias a todos los que allí estuvieron en Málaga!



Para terminar la mini gira, me presento en Lucena (Córdoba) para realizar una Masterclass de coaching deportivo y motivación, en la inauguración de un gimnasio muy especial, el Koryo, todos los preparativos fueron muy emotivos, cuando llegué me encontré con algo diferente, vi a una familia cuidando de los suyos, vi como todos se desvivían por el gran momento que les tocaba vivir, iban a inaugurar su nuevo espacio donde habían puesto todas sus ilusiones. Orgulloso me siento de haber sido el elegido para tales efectos, la cuestión es que llegué allí como un profesional y salí como un familiar más, esa conversión solo es posible cuando te encuentras personas de ley, personas de corazón y auténticos representantes de valores inconfundibles.


Me encontré un gimnasio lleno, pero lleno de corazones comprometidos, lleno de miembros de una gran familia, con caras de alegría, con ganas de disfrutar, y en un evento muy especial, presentado por mi querido “hermano” Rafael Serrano, se convirtió en una fiesta entrañable donde los protagonistas fueron esta familia que se desvive por su pueblo y su gente.



Mi cara fue un poema cuando me sorprendieron con la entrega de una placa en agradecimiento y montaron la presentación de mi libro sin tener yo constancia de ello, al final la fusión de sentimientos, los lazos emocionales, la curiosidad por conocer al ponente, hizo que se formara una fila larga de personas para la firma del libro con una condición especial, por cada firma debía recibir un abrazo (así lo pedí), y así fue como grandes y pequeños nos fundimos en un abrazo personalizado donde recibí el calor de una familia ubicada en Lucena, y de donde yo públicamente confieso ser uno más de los que forman el “Team Koryo”.






Todo esto se ha hecho gracias a muchas personas que me han acompañado, en especial quiero destacar a dos, el mencionado anteriormente Rafael Serrano, ¡Gracias por ser parte de mi vida y ser el hermano fiel que siempre eres! Y a otra persona que se merece la mención por los cuatro costados, Fernando Monteleone (CEO de Comunika2) es increíble que el mundo solo tenga una versión de ti, porque la realidad es que el mundo necesita más  personas como tú para crecer y desarrollar la humanidad en todo su esplendor. ¡Gracias por ser como eres y por estar a mi lado! Es un orgullo teneros a mi lado, sentir que estáis y no sentir la ausencia a pesar de los km que nos separan.




                       "Retroceder nunca, rendirse jamás"