martes, 2 de julio de 2013

La Selección

La selección, hay muchas formas de interpretarlo, selección de fútbol, selección de momentos, selección de películas, selección de personal, selección de …. Ideas, conveniencias, intereses, etc…



Hoy vamos a hablar de la selección que hacemos en nuestras vidas, de esa selección que van marcando un poco el devenir de cada paso que damos. Siempre ando dando vueltas a la cabeza y buscando explicaciones a gestos y actuaciones que se me van presentando en el día a día.


¿Que tipo de selección hago en mi vida? No elijo a la familia, no elijo mi colegio, ni si quiera elijo con quien me tengo que ir, es decir, todo son imposiciones circunstanciales, pero, ¿cuando tengo la posibilidad de elegir? ¿hago bien mi selección? ¿a quien elijo? Son preguntas que no nos planteamos, que solo tenemos en cuenta cuando las cosas nos van mal o ya no tienen remedio.


Pues bien, yo quiero hacer una buena selección. Hoy y aquí, os selecciono a todos, porque estáis leyendo esto, porque independientemente que estéis de acuerdo o no con lo que leéis, estáis aquí, leyendo, es decir, habéis elegido leer mi blog, y para mí es un placer, un orgullo que me hayáis seleccionado. Por ello os digo, que os selecciono para ser diferentes, y seguir siendo especiales, vosotros hacéis que mis ganas de escribir aumente a cada instante, que siempre que me dispongo a escribir, pasáis uno tras otro por mi cabeza, saber que estáis detrás es muy especial, vosotros sois los ingredientes más importantes de este pequeño y humilde blog. Cualquier blogger que se precie, no es nadie, sin el acompañamiento fiel de quienes le leen, por ello, hago uso de mi espacio para daros las Gracias, para que entendáis que no solo se escribe para rellenar, que en este caso, este servidor escribe para llegar, para traspasar las barreras de lo material, aquello que separa, superar así cualquier obstáculo, poder ayudar a sonreír, a generar un punto de inflexión, conseguir arrancar un estado de ánimo positivo, poder ser participe en la vida de muchas personas anónimas y poder contribuir a que estas sean un poco más felices, que tomen impulso en momentos bajos, hacerles entender que pueden, que deben, que son valientes de la vida, todo esto, se traduce a mi objetivo, eso es lo que quiero, llegar, estar presente, aportar a esta sociedad, y demostrar que lo personal es mucho más importante que lo material. Y todo esto es por lo que escribo mi blog, quiero llegar a seleccionar a todas y cada una de las personas que necesiten una palabra de aliento, un abrazo virtual, que necesiten sentirse identificados, que quieran gritar y saber que no están solos, personas que aún en la más estricta y deplorable soledad sepan que al otro lado de la red, hay alguien que les comprende, que les apoya, y que siempre podrán encontrar, algunas de las muchas palabras que escribo para poder apoyarse, sonreír e incluso llorar si fuera necesario, pero eso si, ¡nunca, jamás, estarán solos! 


"Aquí en este pequeño rincón, tendrán un hombro donde refugiarse, donde mantener su anonimato, y en cambio, poder sentir ese abrazo amigo que se desliza en forma de texto por la sensibilidad del momento".


Por todo esto, os selecciono a todos, para daros las gracias, por hacer llegar mis palabras, mis puntos de vista, hasta los países más lejanos como las casas más cercanas. Es algo que todo ser humano debe practicar, dar las gracias es humano, y reconocer que escribe por y para los demás, solo por la satisfacción de hacer el bien, es mi mejor premio.


He de agradecer también, a todas esas personas de diferentes lugares del mundo, que me han escrito de forma privada, para darme las gracias por aparecer en sus vidas. ¿Gracias?¡no!, muchas veces, para poder construir y ayudar en lo que sea necesario.


Este post, tiene un tinte especial, es humano, sencillo, claro y con un gran objetivo, hacer la mejor selección del mundo, agradecer a quienes me lleváis en volandas cada vez que escribo, a todas las personas que conseguís emocionarme cada vez que me nombráis y recomendáis en las redes y fuera de ellas.


Por último, me gustaría hacer un agradecimiento muy especial en estos momentos, a quien me dio la vida, a quien me la sigue dando, y a la que siempre siempre se siente orgullosa de mí, eres la primera persona que selecciono para darte las gracias Mamá, Gracias a ti puedo ayudar y estar en la vida de muchas personas, gracias por darme esos valores y esas vivencias tan enriquecedoras que han hecho de mí, un hombre que lucha por lo que cree y siente, y todo esto, es gracias a ti, Mama gracias, por elegirme, por seleccionarme, y por ser un ejemplo en la vida, que yo gustosamente y ahora de forma pública, quiero reconocer.







Recordar todos, que la mejor selección que hagáis, debe ser la que mejor os haga sentir a vosotros mismos”.