miércoles, 16 de octubre de 2013

Cuestión de Tiempo

Todos los días nos levantamos en busca de un nuevo horizonte que nos ilumine, una nueva oportunidad, algo supersónico que nos mueva y nos aporte la alegría necesaria para ser diferentes e importantes.


                                          Foto: Google


Buscamos la cura a nuestros males en todo momento, esperamos que venga algo no sé qué, a solventar nuestra propia situación. Pero al final realmente somos dueños de nuestras circunstancias nos gusten o no. La realidad de todo esto pasa por el Tiempo,  por el Tiempo de los momentos, de las situaciones, por el tiempo que transcurre mientras estamos enfrascados en los líos y problemas, sin embargo en ningún momento nos damos cuenta de cuántos problemas hemos salido ya, de cuantas fases hemos avanzado en nuestro camino, no somos conscientes de los daños que hicimos y nos hicieron  ¿cuánto tiempo hace de ello?.



Hay dos frases muy utilizadas sobre el tiempo:

       ·      ¡El Tiempo lo cura Todo!

No sé si lo cura todo, pero sí sé que te ayuda a aceptar muchas cosas, a darte cuenta de muchas otras e incluso te ayuda a asumir el papel que jugaste en cada circunstancia de tu pasado. El Tiempo te facilita aprender de tu dolor y tu desengaño para afrontar nuevos retos con el corazón más frío y más cubierto. El Tiempo te enseña a ser menos tú y más previsor con los demás,  a quererte mucho más a ti mismo y cuidarte mucho de forma constante.



        ·      ¡El Tiempo pone a cada uno en su sitio!

Pues tampoco es que esté de acuerdo del todo con la frase, más bien creo que somos nosotros los que con el tiempo ponemos a cada cual en su lugar, de antes, de ahora y de los que vendrán, ya prepararemos el lugar para que se vayan aposentando y encontrando a gusto y en su hábitat. El Tiempo te ayuda a posicionarte al lado de los que realmente estuvieron, están y estarán.



Lo que tengo claro de verdad es que el Tiempo pasa y pasa, y muchas veces, la gran mayoría de ellas, nos lo pasamos preguntando e intentando sacar conclusiones que realmente por mucho que las necesites lo único que consigues es mal gastar tu bendito Tiempo, ese que está destinado para que cada cual sea feliz, para que se pueda convertir en realidad cualquier sueño y cualquier deseo.



Es momento de aprovechar el Tiempo, de generar nuestras propias oportunidades a cada momento, sin esperar, sin detenernos, tenemos que darnos cuenta de que el Tiempo pasa y con él pasamos nosotros también. Hoy voto por eso, por nuestro Tiempo, es necesario disfrutar del Tiempo, cada momento que tienes, cada segundo que pasa en tu vida es único, ya no volverás a tener ese momento nunca más ¿por qué desaprovecharlo? vamos a aprender a disfrutar de cada segundo de nuestras vidas porque son nuestras y tenemos todo el derecho del mundo a vivirla y disfrutarla.



No volveremos a cumplir años pasados, tenemos que seguir cumpliendo más y diferentes, es nuestro momento de decidir, de ser lo que somos, únicos y diferentes a los demás. Cada persona es un mundo, está forjada de un conjunto de valores, principios, vivencias y experiencias distinto, es por ello que cada cual ha de vivir a su manera, cumplir sus sueños, hacer realidad sus deseos y luchar por lo que crea y sienta la necesidad. Cada persona es un referente para el resto y así debe ser.



 “Nuestro Tiempo no se mide en Tiempo, se mide en Momentos Vividos”



El Tiempo puede estar a nuestro favor o en nuestra contra dependiendo de cómo lo enfoquemos. Es hora de aprender de ello y hacer que nosotros mismos valoremos el Tiempo que tenemos en nuestras manos para poder disfrutarlo y a su vez, hacer que lo disfruten las personas que están a nuestro lado en buenos y malos momentos.


"Disfrutar de vuestro propio Tiempo porque sois los únicos dueños"