martes, 29 de octubre de 2013

¡Vivimos de Circo!

Hoy presento un post especial en consonancia con el momento y dándole un toque de humor. en los malos momentos es cuando más hay que hacerlo.


Pues venga, vayámonos a dar una vuelta, ¿os apetece? vamos a ver de todo chicos, trapecistas dando piruetas, domadores, payasos, etc…



¡¡venga vamos al circo y a pasarlo bien!!





Y ya estamos dentro, lleno de focos, de luces fantásticas que nos iluminan o nos ciegan, pero hacen su función, ahora miramos al medio, y allí está ese pedazo de director del Circo, con su barbita, y ese acento "galleguiño" tan peculiar, sin carisma el hombre, pero una cara de bueno que tiene, ¡¡ainns!!



¡Pues que dé comienzo el espectáculo! nos dice este buen hombre, que todo va a ir bien, que confiemos en él, y nos guiará a una mejor actuación, ¡con lo bien que estamos aquí sentaditos! Nos presenta el número de los trapecistas, dice que son profesionales de saltarse todo, que buenos son, dicen que no se caen ni aposta, y que ellos saben que aunque nosotros no veamos los colchones, ellos saltan todo pensando que si tienen unos buenos colchones, pero que no los vemos, y siguen saltando, y oye, como se ayudan entre ellos, se dan la mano y se agarran entre ellos y claro, no cae ninguno! ¡Que buenos estos trapecistas! ¡Y seguimos sin ver los colchones, pero están, seguro que están!



Vuelve a salir el señor director, ahora nos dice que no hay problema, que no nos preocupemos, que aunque no veamos los colchones, ellos están muy seguros. !Y nosotros nos quedamos tan tranquilos!



Le toca el turno a la presentación de los domadores, ¡que bueno, que ilusión¡ salen 2 domadores a la vez, cada uno doma un grupo, pero el caso es que, siempre se trata de la misma especie a dominar, ¡que raro! Dicen que siempre aparecen para ayudar y ayudan totalmente voluntariosos a esta especie, más aún cuando hay problemas. Y allí están, formando grupos grandes, y les ponen juntos, hasta les dan megáfonos para que les oigamos mejor ¡que cosas! les ponen detrás de unas pancartas, ¡que bien! con colores y banderines, y todos al unísono. ¡Que espectáculo!



Se quedan juntos en el medio, para que se les vea a los dos domadores, siguen pidiendo, si, piden y reclaman, ¡ah claro! Faltan los aplausos, que complacientes estos domadores, han mandado a sus grupos a descansar, mirando por ellos, y ya se quedan para recibir los aplausos, ¡que grandes!




Vuelve de nuevo a la pista central el director, ¡que calma! Como habla este hombre, no sé le entiende muy bien, pero que presencia tiene. Dice que ahora viene el turno de los payasos, que nos vamos a tener que aguantar, y que hagamos otro esfuerzo, ¡total, uno más!



Pues nada, los payasos se unen al espectáculo, el caso es que no hacen mucha gracia, van de plató en plató, y hablan mucho, fijaros se enfrentan entre ellos, y se tiran los trastos, ¡que gracia! El caso es que luego estarán cubiertos vitaliciamente y no se hacen daño, seguro que no se pegan de verdad, pero se lo pasan bien, de un sitio a otro, y muy enfurecidos, y lo mejor, lo nunca visto, se tratan de Sres y Sras, y al fin y al cabo, no dejan de ser unos payasos, de circo, por supuesto.



Termina por salir el director muy sonriente, para dar los nombres de todos los componentes, si, si, pero no los que queremos oír, nos dice los nombres de las altas esferas, es decir, de quienes comandan la dirección de este circo, y madre mía, ¡es increíble, son internacionales! tienen de todos los sitios de Europa, de Alemania, Francia, Gran Bretaña, menos Portugueses y Griegos, creo que hemos oído de todos los países.



Y por último, se dirige a nosotros para darnos las gracias, con las manos juntas y frotándose, nos da las gracias a todos, ¡que majo! Nos da las gracias por seguir PAGANDO este increíble espectáculo llamado CIRCO.






Espero que les haya gustado nuestro paseo por el circo, a mí, la verdad es que me parece lo mismo, da igual el color de las lonas y la publicidad, cambian de Directores e incluso de trapecistas y payasos, pero lo único que no cambia, somos los que pagamos.