martes, 25 de febrero de 2014

Su Bidón de Autoestima

Así es como vamos a empezar este post, con su Bidón de Autoestima o ¿preferís mejor un Subidón de Autoestima? Parece lo mismo pero no lo es. Os explico a continuación.



Si os preguntara sin explicaros, algunos dudarían entre ambas, otros se decantarían por la más inmediata y es posible que ciertas personas decidieran por lo más conocido. 

¿Dónde está la diferencia?


Un subidón de autoestima es que alguien venga a ti y te saque los colores de forma positiva, rellenando tu ego a borbotones y haciéndote sentir el rey del universo. Depende como tú seas, ese efecto te dura más o menos tiempo en función de tu situación personal en ese momento, si estas bajo te viene ¡como anillo al dedo! Pasas de estar “suelitirado” a “cielivolando” En esa trasformación de éxtasis, cambia el color de las cosas, se reducen los problemas, todo tiene solución, estas en disposición de luchar, etc… y todo por un subidón de autoestima.



Ahora bien, si tenemos un apartado que se titule: Su Bidón de Autoestima, dónde recogemos todos y cada uno de nuestros logros personales y los vamos almacenando de forma correcta, estoy seguro que podemos utilizarlo a cada instante que estemos en esa fase de “suelitirado” para poder levantarnos sin esperar a que nadie venga a levantarnos el ánimo, lo cual no está reñido para que aceptemos todos y cada uno de esos subidones extras (no seamos tontos, que a todos nos encantan que nos digan lo guapos, buenos, bien hechos, bien trabajados que estamos, etc…) a lo que me refiero es que todos debemos tener nuestro propio Bidón de Autoestima para dos cosas:


 1)    No olvidarnos de los fracasos superados con anterioridad.
 2)    Valorar más nuestro propio camino porque somos nuestros únicos jueces.



La verdad sea dicha que me encantan los dos, puede ser porque aun pareciendo prepotente a efectos públicos cuando uno se para a valorar sus propios logros y esfuerzos, muchas veces te sirven  para seguir avanzando y no desviarte de tu camino real. En el otro caso es igual, todos necesitamos que nos rieguen el ego, mayoritariamente para sentirte realizado, sinceramente pienso que es un error, tú eres quien debes saber lo que avanzas y cuando, porque el cómo es tu día a día. Pero todo hay que decirlo, ¡qué bien nos sentimos cuando nos vanaglorian eh!


 “Trabajar la autoestima en momentos bajos es una de las mejores medicinas naturales, tú eres tu propio doctor”








Y si os digo que el silencio es una fuente muy grande de autoestima en muchos casos
¿qué me decís?


No estoy loco, es una realidad. La mayoría de la gente que está cerca de ti es conocedora de tus fracasos  así como de tus éxitos, “casualmente” cuando fracasas o te hundes suelen aparecer y hacer ruido a tu alrededor, pero cuando tienes éxito y las cosas te van bien, se hace un silencio ensordecedor. Este propio silencio es el que te da una alegría y te genera un estado de satisfacción que si lo supieran serían capaces de seguir haciendo ruido con tal de evitar tu propia alegría. En definitiva que su silencio es tu fuente de motivación.



¿Has encontrado hueco para ubicar tu propio Bidón de Autoestima?